24 de junio de 2014

Recordando nuestro "apartamento poeta" en Lisboa

Cuando mis amigos me preguntan cómo hago para viajar tanto y qué opciones busco a la hora de alojarme, siempre les contesto que cada vez prefiero los apartamentos que puedes encontrar en páginas como homeaway o airnb, a los hoteles. Aunque siempre depende del tipo de viaje, porque por ejemplo es difícil estar en Las Vegas y no alojarte en un súper hotel como El Hotel Bellagio o el Caesars Palace, ¡con todas sus comodidades y lujos! Pero para viajes de cuatro o cinco días por Europa por ejemplo, nuestra opción son siempre los apartamentos. Y en eso ahorramos muchísimo para poder hacer otras cosas.

Ya hemos probado en ciudades como Roma, Nueva York, Lisboa... y todo ha salido siempre genial, sin ningún incoveniente. Como seguro que a estas alturas estáis pensando cómo y dónde vais a iros de vacaciones, me gustaría contaros mi experiencia en un bonito apartamento en Lisboa, llamado "la casa del poeta"...

Hace tres años estuvimos en un apartamento precioso en Lisboa, en pleno barrio del Chiado. Imaginaros lo bonito que era que tenía como nombre "la casa del poeta". Es curioso, pero los post sobre aquel viaje a Lisboa son de los más leídos en la historia de este blog. Reciben muchísimas visitas, y yo me alegro muchísimo que os gusten tanto. Os conté en dos partes las 10 cosas que ver y hacer, aquí y aquí, con secretos como dónde escuchar buen fado o comer con unas bonitas vistas del Tajo. Pero no os llegué a hablaros  del precioso apartamento donde nos alojamos.

Lamentablemente me informan que este apartamento ya no está disponible para alquilar :( Pero a través de la web de alquileres que nos facilitó todo, Sweet Lisbon, seguro encontraréis estancias muy parecidas y con el mismo encanto.


Nuestra casa respiraba cultura y arte por todos los lados. Sus dueños, él editor y ella escenógrafa de teatro, le habían aportado buen gusto y sensibilidad en cada rincón. Se notaba que era una casa de artistas. En cualquier parte había obras de arte, objetos de países exóticos, cientos de libros en todos los idiomas, muebles vintage, grabados e ilustraciones originales, una bañera de estilo francés por las que suspiré, artículos de plata antigua en el comedor... Y lo mejor la luz, ¡qué maravillosa luz entraba por esos balconcitos antiguos!

Nosotras, viniendo del mundo de la publi y el diseño, fantaseábamos con que aquello era nuestro hogar y nos habíamos convertido de repente en unas portuguesas dotadas de un enorme poder intelectual :) La decoración y el confort nos hizo sentir como en casa desde el primer momento. Recuerdo los mejores momentos al final del día, las tres relajadas en los sofás comentando todo lo que habíamos descubierto durante el recorrido y partiéndonos de risa por chorradas varias. Me quedo con todas esas conversaciones de aquel viaje. Y con el olor al "Dark amber" de Zara Home que inundaba el salón. Es olerlo y mi mente regresa de nuevo a Lisboa.


Para mí, la experiencia de pasar mis vacaciones en un apartamento es que me da la libertad de entrar y salir como si fuera mi casa. Las ventajas de ahorrar hacen mucho, si además viajas con amigos. El sentimiento de unidad que da al grupo, en lugar de dormir cada uno por separado en tristes habitaciones de hotel. Y por supuesto, esa sensación de ser "un poco menos turista" con eso de que llevas las llaves de "tu nueva e efímera casa", y eso a mí me convierte de repente en una ciudadana más. Esté en la ciudad que esté.

Y a vosotros cómo os gusta viajar, ¿sois fan de alquilar un apartamento en páginas como homeaway o airnb? ¿O preferís la opción de hospedaros en un hotel?

2 comentarios:

Julia González Dastis dijo...

Definitivamente, Airbnb es siempre mi primera opción, como dices es idel eso de poder apropiarte de una casita aunque sea solo durante pocos días.

Angie dijo...

Hola Julia! Gracias por pasarte! Tengo que probar airnb. Tengo fichados en esta web un par de sitios en Oporto que espero poder conocer pronto :)
Un abrazo!