3 de junio de 2014

Asalto a la torre de Londres

Ya os conté que una de las 10 experiencias que más me habían gustado de Londres fue la visita a la Torre de Londres, fundada a finales de 1066 como parte de la conquista normanda de Inglaterra. Hoy en día es uno de los puntos más conocidos de Inglaterra, no solo por su importancia histórica, sino por las múltiples leyendas que la rodean.

Con las entradas en la mano y metidos de lleno en la fiebre de Juego de Tronos que ahora mismo nos invade, hicimos el tour con la audioguía en mano y entonando en cada rincón la cancioncilla de apertura de la serie...

La entrada (22 libras) puede parecer muy cara, pero gracias a este link nos aprovechamos de un 2x1. Sin duda una web muy interesante para ahorrarse unas cuantas libras, yeah! Con el precio está incluida una visita guiada de la mano de los Yeomen Warders o Beefeaters. Es una experiencia que os ayudará a entender mejor la historia que se esconde detrás de sus enormes muros de piedra. Conviene dedicarle al menos unas tres horas para verlo todo bien y con calma.


Lo imprescindible de la visita:

- Traitor´s Gate o Puerta de los Traidores: era la entrada del río a la torre y recibe este nombre ya que por aquí entraban los acusados de traición a la corona. Toda la estructura de madera de estilo Tudor data de 1532.

 - White Tower o Torre Blanca: se trata del palacio real original de la Torre de Londres, pero ya no se usa como tal desde 1603. Es el edificio más emblemático de todo el complejo y aquí se cuentan cerca de 500 años de historia a través de una colección increíble de armaduras reales. La más impactante es la de Enrique VIII. En el segundo piso de la torre, se encuentra la sencilla Capilla de St. John, de 1080, y uno de los mejores ejemplos de arquitectura románica del país.
Fue el rey Ricardo Corazón de León el primero en rodear la Torre Blanca con una pared e hizo un foso alrededor con el agua del Támesis. Parte de la muralla romana que ya existía, formó parte de esta enorme pared. Hoy se pueden ver algunos restos.


- Los cuervos: junto a la Torre Blanca hay un tramo de jardín donde se encuentran los famosos cuervos de la Torre. Existe una leyenda desde hace muchísimos años que dice que si estos cuervos abandonan un día la Torre, el Imperio Británico caerá. Fue el propio rey Carlos II quien, atraído por esta superstición, ordenó que siempre tendría que haber seis cuervos en la Torre. Sobra mencionar las perfectas condiciones de vida de estos animales. Son excrupulosamente cuidados por el Maestro de los Cuervos (Raven Master) y reciven una alimentación a base de carne fresca, fruta y galletas empapadas en sangre. Además, les flipa el queso. También nos quedamos impresionados con la historia acerca de su extremada inteligencia. Al parecer los cuervos son capaces de imitar muchos sonidos, entre ellos, la voz humana. Por tanto, no es raro escuchar a un cuervo dar los buenos días al Raven Master. Cada cuervo tiene su propia personalidad y su carácter. ¡Y les encanta que les hagan fotos!


- Waterloo Barracks o Cuarteles de Waterloo: uno de los edificios más esperados de la visita, ya que aquí es donde se guardan las joyas de la corona. Una vez dentro, hay que dejarse llevar por las lentas cintas transportadoras para poder contemplarlas. Destacan la corona imperial valorada en 27,5 millones de libras y que contiene 2868 diamantes, además de zafiros, esmeraldas, rubíes y perlas. Y la corona de platino de la difunta Reina Madre, que luce el famoso diamante Koh-i-Noor ("montaña de luz"), de 105 kilates. La mayoría de los visitantes creen que estas son las joyas personales de la reina, pero no es así; se tratan de los adornos ceremoniales que se usan durante la coronación.


- Los Beefeaters: forman parte de la imagen turística de la torre, aunque son sus vigilantes oficiales. Para llegar a Beefeater, estos hombres deben haber servido 22 años a la armada británica y tener la distinción de la buena conducta. El nombre no está del todo claro de dónde proviene, pero parece que está relacionado con "Beef Eater" (comedores de carne) ya que se les retribuía con carne de vacuno. Cada noche y desde hace ya 700 años, siguen haciendo la Ceremonia de las Llaves que es el cierre oficial de todas las puertas del palacio. Las inciales E R que llevan en el pecho corresponden a Elisabeth Regina, Isabel II, la actual reina.


 - Patíbulo del Tower Green: siete personas, incluidas tres reinas (Ana Bolena, Catalina Howard y Jane Gray), fueron ejecutadas aquí, en lugar de sufrir un martirio público en Tower Hill. En este lugar se levanta una escultura de Brian Catling que las recuerda.

- Queen´s House: actual residencia del Gobernador de la Torre.


La visita puede concluir con un paseo por las enormes murallas de defensa interior desde donde se ve el Tower Bridge. ¡Seguro que os encanta la experiencia!



Más info:

www.hrp.org.uk
Metro: Tower Hill
Abierta de 09:00-17:30 de martes a sábado; de 10:00-17:30 domingos y lunes. Cierra a las 16:30 todos los días durante los meses de noviembre a febrero.

4 comentarios:

Nieves dijo...

He estado varias veces en Londres y es una ciudad que me encanta, pero fijate que la Torre de Londres se me resiste y aún no he llegado a visitarla. Espero hacerlo la próxima vez. Un saludo,

GAL dijo...

Estuve un par de veces en London pero nunca visité la Torre, ya que siempre íba pelada de pelas. Pero no me la pienso perder en mi próxima visita, que espero que sea más pronto que tarde ya que es una ciudad que me fascina. Tiene un encanto especial y eso que estuve en NY y París. Pero no sé, Londres es Londres. (Muchas gracias por el link del 2*1!!!)
Me encantan tus post sobre ciudades. Cada vez que vas de viaje despois estoy día si y día tb entrando al blog a ver si actualizaste. Me guié por tus recomendaciones cuándo fuí a Lisboa y el año pasado cuándo fuí a París (pena que el de NY llegó tarde :-( ). Siempre me descubres sitios muy interesantes que no vienen en las guías y es lo que me gusta. Este verano voy unos dias a Amsterdam y aunque sé que estuviste pero no hiciste post te pediría, por favor, por favor, por favor, que hagas un poco de memoria y nos hagas aunque sea un minipost de recomendaciones. Por favor!!!!!!!!! ME sería de muchíiiiiiiiiisima utilidad y te lo agradecería mucho!!!!! :-D

Biquiños

Angie dijo...

Hola Nieves! Nosotros sí que teníamos claro que la queríamos visitar desde el minuto cero, por la costumbre de visitar cosas históricas cada vez que viajamos :) Aunque te quite medio día para ver otras cosas sí creo que merece mucho la pena. En verano he oído que las colas son larguísimas.
Un beso fuerte!

Angie dijo...

GAL, gracias por tu comentario! Yo después de haberla visitado solo pienso en volver. Es cierto lo que dices del encanto especial, se percibe en cada rincón. Me gusta la idea de volver en pleno verano y poder ir a algún concierto en Hyde Park. Mola, ¿verdad?

Me alegro mucho que te sirvan todos mis posts de viajes!! Sin duda ese el propósito, además de para guardar una especie de "álbum de recuerdos virtual" de mis experiencias. Respecto a Lisboa, es increíble, porque es uno de los post con más éxito del blog! Antes de viajar me gusta mucho mirar otros blogs y coger ideas chulas. Hay gente que comparte cosas fantásticas!
Sobre Amsterdam, estuve hace muuucho tiempo, en el 2007. Por aquel entonces empezaba con el blog y visité la ciudad sin planear absolutamente nada (lo justo que te ponen en las guías y ya). Sitios chulos, cafés o restaurantes... la verdad que ni idea :( Pero sí hicimos algo que nos encantó. Un paseo con cenita en un barco por los canales. La cena ni fú ni fá, pero estuvo chulísimo el paseo en barco :)
Vas a disfrutar mucho de esta ciudad!

Un beso!