1 de septiembre de 2015

Mis playas de Menorca

1 de septiembre y yo aquí hablando del verano. Aunque septiembre es el mes de plantearse nuevos retos y mirar hacia adelante, reconozco que me está costando más que nunca dar ese paso de sacar papel y boli y escribir nuevos propósitos. Además, esto de retomar el blog después de un año tan desaparecida por culpa del máster impone un poquito de respeto. Así que me concedo un par de días más pensando en el agua del mar, en la arena, el sol... haciendo un pequeño homenaje a las playas que más me gustan de Menorca.

- Son Bou: la playa más larga y por eso, una de nuestra preferidas, porque puedes dar largos paseos y ademas, en la zona del final apenas hay gente (aunque agosto es el mes de la gente por excelencia y eso siempre se nota!).


- Cala Tortuga: una de las más espectaculares y esa que siempre sale en los artículos de la revista Traveler del tipo "playas donde desaparecer en Menorca". Es preciosa, pero es cierto que no es fácil llegar a pie. Hay que dejar el coche aparcado casi en los arcenes de la carretera que va al faro de Favarixt y una vez allí, caminar dos kilómetros. Aún así, he visto auténticas familias heroínas de las que van cargados con neveras, sillas, sombrillas y niños pequeños en los hombros caminar hasta aquí. Por tanto, que no te asombre si en pleno mes de agosto te encuentras la playa llena después de toda la caminata! Luego es como todo; una vez allí se te pasan todos los males :) También se puede acceder por el famoso camí de cavalls, un sendero de gran recorrido que circunvala la isla de Menorca. Todos los años, muchas personas se lanzan a la aventura de recorrer la isla en solitario con su mochila y saco de dormir y recorren la isla durmiendo en algunas de sus famosas cuevas. Solo ellos pueden disfrutar el privilegio de ver estas hermosas playas solitarias con la luz del amanecer. ¡Solo por eso debe merecer la pena hacerlo!

Otra opción maravillosa para llegar a Cala Tortuga es directamente en barco, fondear y nadar hasta la playa. ¡Una gozada!


- Playa de Cavallería: situada al norte de la isla y cerquita del faro que lleva su nombre donde disfrutar de un increíble atardecer, esta playa también es recóndita, pero de acceso fácil gracias a una escalera que construyeron. ¿Qué la hace especial? Sus aguas tranquilas y el color de su arena. No te asustes si ves a familias enteras desnudas llenas de un barro seco que les cubre todo el cuerpo menos los ojos. Es el propio barro que se origina aquí del que dicen que te deja la piel estupenda!


- Sa Mesquida: súper cerca del puerto de Mahón por si luego te apetece dar una vuelta por sus tiendas después de un día de playa. De fácil acceso y ambiente familiar. Un buen aliciente es que en el pueblo de Mesquida está el restaurante Cap Roig, perfecto para tomar un arroz caldoso típico menorquín!


- Playa de Binibeca: esta playa está en uno de los pueblos del sur más bonitos de toda la isla, del que ya os hablé en este post de hace 5 años. Lo bueno es que está cerca de pueblos como Binibeca y Torret, con todas las comodidades y servicios disponible. Es una playa familiar y de un color turquesa que la convierte en un top que visitar!


 Septiembre... me gustas mucho, pero déjame que me quede unos días más en el verano, ¡por favor!

Gracias a todos, ¡¡he vuelto!!