12 de febrero de 2014

El mejor pastrami en Katz´s Delicatessen

Tengo dos buenas parejas de amigos que dentro de poco van a pisar la gran manzana, unos en marzo y otros en mayo. ¡Qué nostalgia, recuerdos y envidia sana me produce! Yo como siempre, dispuesta a ayudar cuando alguien me dice que viaja a Nueva York. Y si hay un consejo que a mí me dieron y que siempre agradeceré, este no es otro que ir a uno de los Delis más antiguos y emblemáticos de toda la ciudad: Katz´s Delicatessen.
 
Katz´s lleva funcionando desde 1888, en la época en la que la inmigración pobló las calles del Lower East Side. Su lema "Send a Salami to your boy in the Army" se hizo muy famoso durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque lo que terminó de darle la tremenda fama que hoy tiene es la escena del orgasmo fingido de Sally Albright en la película Cuando Harry encontró a Sally y que se rodó en una de sus mesas. Seguro que recordáis esta mítica interpretación de Meg Ryan, ¿verdad? ¡Bienvenidos a Katz´s Deli!



Por fuera apenas te imaginas su enorme local. Con mobiliario antiguo, bastante cutrecillo en general y con una iluminación cero acogedora. Sé que no es una buena presentación, pero no os preocupéis porque todo está muy limpio y el servicio es muy agradable. Lo único que el sitio es pintoresco en sí. ¡Estas son las cosas que me molan de Nueva York! Por ejemplo, nada más entrar te entregan un ticket donde anotarán todo lo que bebas y comas, y que tendrás que devolver al salir. Cuidado con perderlo o querer quedarte el que no hayas usado, porque lo tienen más controlado que en los aeropuertos y si no lo entregas te ponen una multa. Con este tiquet en mano te diriges al enorme mostrador de la derecha y realizas tu pedido. Nosotros no dudamos y fuimos directos al famoso sándwich de pastrami. Como nota especial, ves cómo lo preparan delante de ti. Después continúas por el mostrador hasta la zona de bebidas y pagas lo que es debido. El sándwich no es barato, pero merece la pena.


Nuestro enoooooorme sándwich de pastrami viene acompañado de mostaza y de pepinillos encurtidos. La combinación es maravillosa. Y la sensación al pegarle un bocado es una delicia... :)


Lo segundo que llama la atención es que tienes que elegir entre sentarte en cualquiera de las mesas del centro del local (donde no atienden camareros), o en la zona reservada, donde sí que sirven y donde podrás deleitarte con los cientos de fotos de celebrities que han pisado este Deli alguna vez. Políticos, actores, cantantes, estrellas del deporte... nadie se ha resistido a la suave y deliciosa carne ahumada de este lugar. Una de las más famosas es la foto del que fuera Presidente de los Estados Unidos Bill Clinton. Cuentan que el presidente se comió dos de estos sándwiches de una sentada.


Volviendo de nuevo a la película de Meg Ryan y Billy Cristal, hay un cartelito justo en el centro del local que te indica que estás sentado en la mesa donde Harry conoció a Sally. Si eres de los que disfrutan descubriendo localizaciones de películas por Manhattan, este es tu sitio. Su dirección es el 205 E. Houston St. at Ludlow St. para que mis amigos tomen nota :)


No podéis perderos este lugar si vais a Nueva York. Lejos de todo glamour es muy auténtico y un clásico de la ciudad. El ambiente es genial, recuerdo que Javi y yo nos reímos muchísimo y nos quedamos un rato viendo todas las fotos, jugando a reconocer a los famosos. Ojala pudiera ir esta misma noche a cenar aquí!!!