29 de enero de 2013

Salvada por los pasteles de Marian Keyes


 
Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar de la célebre escritora de novelas, Marian Keyes. Yo la descubrí durante unas vacaciones de esquí. Mi hermana me dejó uno de sus libros para que lo leyera por las tardes, después de las duras jornadas bajando pistas. El título era ¿Hay alguien ahí fuera?, y me enganchó tanto, que devoré sus 576 páginas en menos de dos semanas. Me aficioné mucho a su manera de escribir, a su sentido del humor, a los personajes que describe… y seguí leyendo sus títulos, entre ellos el famosísimo Sushi para principiantes. Después le perdí la vista, hasta que descubrí su nuevo libro del que os voy a hablar: Salvada por los pasteles. 

Se trata de un libro de recetas, pero también de algo más… y lo sabréis en el momento en el que leáis la introducción. La autora nos abre su corazón y nos cuenta como la repostería, la ha ayudado a llevar mejor su depresión (de la que todavía no se ha curado). Marian probó de todo para salir de su depresión. Desde el yoga, hasta las duchas de agua helada, y al final encontró una salida en los pasteles.

Bizcocho relleno o Victoria Sandwich

«Estaba totalmente hundida en una depresión y no encontraba ninguna solución. Solo podía esperar y aguantar. Tenía que buscar algo que me ayudara a pasar el tiempo mientras esperaba que todo volviera a la normalidad. Por eso me puse a cocinar, a preparar un pastel, un pastel de queso y chocolate. Me gustó tanto que decidí hacer otro. Y otro. A decir la verdad, lo hacía fatal. Era novata total y tuve que aprenderlo todo desde cero. 
A base de repetir las recetas una y otra vez, sé repostería. He aprendido lo básico y tengo un montón de consejos fáciles y muy útiles que quiero compartir con vosotros. Pero ¡no os asustéis! Todo lo mío es muy elemental. No tendréis que dibujar filigranas con la manga pastelera.»


Y eso es precisamente lo que nos encontramos. Más de 80 recetas sencillas y absolutamente deliciosas, narradas bajo la experiencia personal de la autora y con consejos prácticos que nos salvarán la vida en la cocina. Y nos quitarán muchos de esos miedos que a veces nos impiden cocinar.
 

En cada página se percibe ese "toque Keyes" tan genial. No os perdáis las líneas que dedica a las galletas por ejemplo (“Un universo tan descomunal, y tan inmenso el deleite que proporciona, que a veces creo que sí existe un Dios bondadoso”).

  

Lo segundo que más me gusta de este libro es que es simplemente precioso. La encuadernación, la gama de colores pastel, las increíbles fotografías… ¡Es un deleite visual continuo!

Macaroons de tiramisú

Y por supuesto, lo mejor, son las numerosas y variadas recetas. Desde los clásicos pasteles y bizcochos de toda la vida, pasteles de queso de todos los tipos y colores (¡hasta de lavanda!), pasando cómo no por los cupcakes, los merengues y hasta se atreve con los macaroons. Tampoco puede faltar un capítulo dedicado únicamente a las galletas y otro a los "chocoadictos". Muchas de las recetas no son las típicas que te esperarías en un libro de repostería. No olvidemos que Marian es irlandesa y que muchas de las recetas provienen de costumbres familiares suyas, de recuerdos, de tradiciones... pero aún así, son igual de fantásticas.

Además, Marian es única narrando recetas. Lo difícil lo convierte en fácil, te motiva, te da consejos, calma tus miedos... :)  todo con su inconfundible sentido del humor. Me alegro mucho de tener este libro. ¡Tengo que ponerme a cocinar ya!

No hay comentarios: