15 de enero de 2008

¡¡Quiero uno!!


Ya sé que han pasado los Reyes y que no es momento de pedir caprichos, pero puestos ha pedir uno lo tengo claro. Me encantaría tener un Bulldog francés.

En mi casa siempre hemos tenido perros, pero todos han sido (y son) grandes (un dogo alemán, después un galgo y ahora un mastín de los pirineos). No es que no me gusten, pero creo que prefiero los perros pequeños, a los que puedas coger, abrazar, tenerlos en casa...

No sé que tiene el bulldog francés que me encanta. Me parece original, divertido y con una cara taaaan simpática... no puedo resistirme a ellos. ¿Serán esos ojazos llenos de ternura? They´re so lovey!!

A propósito de bulldogs, ¿no os parece mono este broche? Para ir abriendo boca no está mal...