6 de noviembre de 2008

Un paseo hasta Brooklyn

Se trata de un paseo imprescindible. Cruzar el Puente de Brooklyn es una de esas cosas que hay que hacer cuando vas a Nueva York. Y una bonita hora para hacerlo es al atardecer, justo cuando la luz ilumina las piedras en ese tono anaranjado que hace que las fotos queden, si cabe, más espectaculares. ¡Y la de fotos que se pueden llegar a hacer en este lugar!

Inaugurado en 1883, su construcción llevó más de trece años. 1800 coches y 150000 personas lo cruzaron el primer día. Su obra costó más de 15 millones de dólares. Se convirtió en el puente colgante más largo del mundo durante 20 años.


Si algo llama la atención, además de sus enormes bloques de piedra, son sus arcos y su cableado de acero, que hace que el puente sea más resistente. Es impresionante cuando lo ves de cerca. Sin duda es mucho más que un puente. Se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad.


Por la pasarela de abajo circulan alrededor de 145000 vehículos cada día. Mientras, por arriba, ciclistas y peatones intentan hacerse un hueco, unos a más velocidad que otros, para llegar al otro lado del East River. Conviene tener cuidado y respetar el carril bici si no quieres morir atropellado, o que maldigan a toda tu familia...


Desde aquí las vistas de Manhattan son inmejorables. A la izquierda el Financial District con sus enormes edificios y su constante actividad. A la derecha el Manhattan Brigde y en la misma dirección el Empire State y el edificio Chrysler, que a esa distancia parecen muestras de una pequeña maqueta de juguete. Y a lo lejos se puede ver la Estatua de la Libertad, pequeñita y solitaria, que se confunde con en el horizonte.

Desde allí nos imaginamos qué diferente sería si estuvieran las Torres Gemelas, superando hasta dos veces en altura al resto de edificios. Una imagen que todos hemos visto en cientos de postales y que guardamos en nuestra memoria. No podemos evitar sentir un escalofrío en nuestros cuerpos y una tremenda nostalgia.

El sol comienza a ponerse y los últimos rayos se cuelan entre los edificios creando un efecto de contraluz de tal forma que sólo se adivinan sus siluetas. La estampa es preciosa, así que nos apoyamos en la barandilla metálica para contemplar las vistas, mientras ciclistas y corredores pasan a toda velocidad haciendo vibrar la enorme pasarela de madera. Es uno de esos momentos en los que te gustaría que el tiempo se detuviera, aprovechar cada segundo, sentirlo en cada poro de tu piel... no sé si estoy exagerando un poco pero fue justo lo que sentí, "quiero ser consciente de todo esto para poder recordarlo siempre". Allí me sentí simplemente feliz.


Casi llegamos al final del puente. Entre las fotos y alguna que otra parada hemos tardado más de lo que pensábamos. Brooklyn nos espera y queremos dar una pequeña vuelta antes de ir a cenar. Ya casi nos hemos acostumbrado a eso de cenar a las 7 y media...

Al llegar me acordé de Paul Auster y de sus historias de Brooklyn y de Nueva York. Ahora era yo la que estaba paseando por sus tranquilas calles residenciales, lejos de las sirenas, los ruidos, el tráfico... como uno de sus personajes.

Después del largo paseo nos entró el hambre y fuimos directos a una pizzería, Grimaldi´s, que dicen que es la mejor pizzería de Brooklyn. Las colas para entrar son famosas y la tuvimos que sufrir, casi media hora (en Nueva York hay que hacer cola para casi todo...), pero mereció la pena. Mucho ambiente, mantelitos a cuadros rojos y blancos, fotos de famosos por las paredes y las pizzas... deliciosas!!

Durante el viaje de vuelta disfrutamos de las luces, no sólo del puente sino también del downtown de Manhattan. Espectacular. Comenzaba a hacer frío pero no nos queríamos ir. Sentados en un banco nos limitamos a estar allí en silencio, obervando. Cuando nos dimos cuenta de que no estabamos solos.

La luna nos acompañaba.

19 comentarios:

joshua dijo...

I gotta admit that this is one of the very best blogs of the kind I've ever visited yet.
Congrats! Take these words like a blossom blessing as I'm bloging around and,
if you do drop by, at least blogbang me by watching cool french creativities at the left of my page.
Scratch my back and I'll scratch yours.

PALAVROSSAVRVS REX

GO!nzalo dijo...

Un lujo esas fotos!!!!

Seguis cenando a esa hora? jajajja, costumbre nuyorquina!

Me gusto mucho tu relato.

Saludos!

Casandra dijo...

Lo que daría yo por ver ese puente de verdad como tú, Angie, cariño!! Me mueroooo!!! Lo hemos visto en tantas pelis que es como un poco nuestro ya!!!
Y esa pizzería... qué delicia!!
Vaya viaje fantástico te pegaste!!
Gracias por compartirlo con nosotros!! :o) Un beso enorme!!!

lore dijo...

Es precioso el puente !! y el barrio me parecio divino para vivir!!
Mira http://perrystreet.wordpress.com que subi una foto desde Staten Island, donde se ve a la luna sobre le puente de Brooklyn!!

Adore tus fotos

beso!!

Angie dijo...

Lore, he visto tus fotos del puente y me parecen preciosas! La próxima vez me llevaré un trípode porque aunque tengo el pulso bueno las fotos no quedan igual!
Un beso y gracias por tu visita!

Elena dijo...

¿Lo de la fotografía es sólo una afición o es tu profesión? Igual es que yo soy una inculta en el tema, pero me parecen preciosas.

Repito: me encanta cómo lo cuentas.

maba dijo...

me has llevado allí!!!

gracias angie..ya sé que siempre digo lo mismo pero es que es verdad!!!

lo vives de una forma muy intensa y así lo transmites

las fotos son preciosas... y, sí...yo pienso en Smoke cuando oigo Brooklyn...

besos

Monik dijo...

Yo sigo con lo mío...TE ENVIDIOOOOOOOOO....sanamente como siempre...;)

Besotes!!

La Vero dijo...

Sin embargo yo no pase por el puente de Brooklyn, la verdad es que casi ni nos acercamos.
No teniamos permitido salir de Manhattan (aunque la leyes están para cumplirlas) y nos emocionaba seguir pateando dia a dia las calles de Manhattan, aunque por contra pasamos por debajo en un barquito de esos que te dan toda la vuelta a Manhattan.

New York es New York!!!

Besos y abrazos!!!

Alu dijo...

Jooo es precioso el puente, me encanta! Aunque el mejor puente para mí sigue siendo el Golden Gate el mejor puente del mundo ^^ te ves guapisisisissisima en esa foto!!! Yo quiero ir. Creo que me suena el restaurante a dónde fuisteis. El final es muy bonito y el texto también, la luna siempre hace que no nos sintamos solos.

Un besazo!

natàlia dijo...

Ojalá no termiran nunca tus crónicas de Nueva York. Simplemente encantadoras como tu ;)

Besos!!!!

Angie dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios!! Sois geniales!!

Mafalda dijo...

qué maravilla de fotos y de crónica!!! da gusto que alguien vaya a una ciudad y la viva de esta forma tan intensa que la explicas!!! me parece estar viendo un fotograma, una película, el día que yo visite esa ciudad.... me dará algo!!! preciosos post que estás dedicando a ese viaje tan lindo que has podido hacer!!!! un beso enorme.
ya echaba yo de menos leer este blog.....

stellawantstodie dijo...

y lo bien q quedan las fotos con este puente!! aunque en N.Y te vuelves loca con las fotos, porq es q todo es precioso para fotografiar!

lilaygris dijo...

ves, Brooklyn se me quedo pendiente, pero es que bastante vi para los 2 dias que estuve!!

increible el puente verdad?

Mario ISO101 dijo...

Hola Angie... Buen blog y muy buenas fotos de NY... tengo unas ganas de ir...

Sobre tu pregunta del tamaño de las fotos, pues lo que hago es modificar el HTML. Me explico, desde el editor de entradas inserto la imagen, y entonces se me ve la imagen pequeña. Luego voy al html y cambio donde pone "/s400" por "/s1600"... Solo con eso ya te debería salir más grande... Prueba a ver y si no me dices...

M* dijo...

Me temo que sí vas a tener que editar una a una todas tus imágenes...
Yo lo estoy haciendo poco a poco...

Mario ISO101 dijo...

Hola de nuevo...

El tema de las imagenes, pues sólo con el cambio que te dije no funcionará, tienes que elimar algún texto más del HTML...
Bueno, si ves que no lo consigues me lo dices por correo (lo tienes en mi perfil), e intento explicartelo...
saludos

Nine dijo...

preciosa crónica!!!