29 de octubre de 2008

Donde nace el dinero (o nacía)

Al este de Broadway, en pleno corazón del Financial District, se encuentra una pequeña y estrechita calle donde vive la Bolsa de Valores de Nueva York, más conocida como Wall Street.

Impresiona ver cómo en una calle tan corta se puede crear tanta cantidad de dinero, o al menos así era... El caso es que cuando comienzas a bajar la calle, al menos a mi, me produjo una sensación un tanto irónica. Quién me iba a decir que tan sólo 4 días después iba a ocurrir lo que ocurrió...

Inicio de la calle

Esquina con la calle Nassau. Al fondo, la capilla de San Paul, la más antigua de Manhattan.

Su cementerio es el más antiguo de la ciudad

Justo al lado del edificio de la bolsa, que he de decir que me decepcionó un poco por su tamaño (¿por qué siempre nos lo imaginamos todo más grande?), se encuentra el Federal Hall National Monument, edificio donde fue proclamado presidente George Washintong en 1789. Su enorme estatua preside la entrada. Hoy en día, acoge un museo conmemorativo sobre la historia del país donde además podemos encontrar la primera Declaración de Derechos Humanos.

Si algo impresiona del Districto Financiero es la arquitectura de los edificios, su solemnidad. Lo moderno de los rascacielos se mezcla con el encanto de las antiguas iglesias. Lo segundo es el ambiente. El ritmo de trabajo se siente en las calles, y a primera hora de la mañana el ir y venir de ejecutivos es frenético. Ellos con sus trajes y sus camisas azules Parece que han sido fabricados en serie. Ellas con sus trajes de chaqueta y faldas lápiz. La mayoría con hawainas de color negro en los pies. Y en los maxi-bolsos los high heels para dar el cambiazo en la oficina... Algo que ya puso de moda Melanie Griffith en Armas de Mujer hace veinte años.

El corazón de Nueva York late aquí. La cuna del capitalismo, el poder y los negocios. Es el símbolo del sistema económico del país, ahora en decadencia...


Otro lugar imprescindible es la Zona Cero. Lo único que se ve es el enorme agujero y algunos edificios dañados. Cuando estás allí es inevitable sentir un tremendo escalofrío, sólo de imaginar cómo tuvo que ser aquel once de septiembre. Lo visitamos el día del 7º aniversario y pudimos ser testigos de una breve e íntima ceremonia pública (aunque a varios metros de distancia) donde se leyeron en voz alta los nombres y apellidos de todas las víctimas. Se corrió el rumor de que Hillary y Omaba asistirían para dar un discurso, pero ni rastro de ellos.

Para finalizar con la ruta, nos tomamos un descanso en el Seaport. Allí nos esperaba nuestro segundo desayuno del día: huevos revueltos, bacon, tostada con mantequilla, coca cola y un espresso (o al menos lo imitaba). Es una zona preciosa llena de tiendas y restaurantes, perfecta para dar un paseo y disfrutar de las vistas del skyline financiero o del Brooklyn Brigde (al que dedicaré un post como dios manda).

¡Esto lo he visto yo en un montón de películas!

Ideal para tomar el sol con hermosas vistas al East River


Próxima parada... BROOKLYN.

16 comentarios:

Carlos Miguel dijo...

Me ha gustado tu "cuaderno de Viaje"


Me encanta ver New York en los ojos de todo el mundo, ya que es una ciudad que cambia según el momento que se mire, y, sobre todo, según quien la mire.

maba dijo...

todas las fotos son tuyas?????

son chulísimas...y ya sabes que soy admiradora de tu NY..

me ha encantado esta visita de hoy, gracias..casi, casi ..he estado allí!

muchos besos

nine dijo...

precioso todo!!!! qué ganas tengo de recorrer esas calles por dior!!!

La Vero dijo...

Curisos que haya leido el post y haya encontrado las mimas frases que dije yo en su dia. y pensar que en las pocas calles peatonales que hay en Manhattan y una de ellas sea donde se mueve todo el dinero del mundo o donde se apolla la economia mundial.
World trade center, otro mundo, otra ciudad, quien diria que estas en manhattan, parece que cuando entras acabas de cambiar de país o de pasar una frontera.

Es los mismo que hice yo en aquel dia, en el mismo orden, dios que recuerdos!!!!!!

Muchas gracias por llevarme de nuevo a aquello.

Saludos y abrazos.

Elena dijo...

Es como si te acompañáramos en tu paseo. Y las fotos, simplemente geniales ;-)

GO!nzalo dijo...

Fue muy loco ver a miles de empleados en la calle, con su cajita en las manos....siempre con la misma respuesta : FIRED...

De un momento a otro, de principe a mendigo.

Enserio llevan hawaianas negras????

Guau! q practicidad, no?

Saludos y me encanta tu cronica.

Angie dijo...

Carlos Miguel... muchas gracias por tu visita y por dejar comentario!!

Maba... sí, todas son mías. Me alegro de que te gusten!! :-D
Besitos!

Nine... jajaja!! Te encantaría!! Me alegro de acercarte un poquito aquello. Un besito guapísima!!

Angie dijo...

Vero... fue justo lo que sentí! Me gustó mucho esa zona y me la hubiera pateado mil veces. No me hice foto con el Bull!!Aaaggghhh!!! Tengo que volver ;-)
Ese día no fuimos a Brooklyn, era demasiada paliza... y queríamos dedicarle más tiempo. Aunque es la ruta más típica.
Besitos!!

Elena... gracias! Me alegro que te gusten!

Gonzalo... Nos quedamos impresionados cuando a la hora del lunch-break salían todos los ejecutivos/as "en serie" a la calle para comerse sus ensaladas en envases de plástico, literalmente de pie! Lo devoraban en 5 minutos y otra vez se subían a trabajar... y esos serán los afortunados que no tengan que comer delante del ordenador. La vida en Wall St, es dura!
Y lo de las hawaianas es verídico. Y me parece una idea muy buena ya que en Nueva York se puede llegar a caminar muchísimo. Y además así, no se estropean las tapas, no?
Un besazo!

lilaygris dijo...

me sorprendio el cementerio en pleno Wall Street cuando lo vi, y tambien es cierto lo de la Zona Cero...impresiona verlo

natàlia dijo...

Cuando te leo me siento como si estuviera allí y fueras mi guía personal, jeje!!!!

Besos!

Monik dijo...

Jooooooo te odiooooo joooooooo.....cuentame más!!! jajajajajjaj

Besotes!!!

Alu dijo...

Fantástico cada retrato que haces de tu viaje! Me encanta el edificio del Federal Hall National Monument por su arquitectura dórica, su arquitrabe, sus triglifos y metopas...precioso! Las fotos magníficas, una pena que no hayas podido ver a Obama.

UN besazo!

hadanae dijo...

nena, un diez para la última foto. Qué buen ojo ;D

besitos reina

hadanae dijo...

Angieeeee!! dime una dirección de mail a donde poder escribirte por fa!!! si quieres escríbeme a hadanae@gmail.com

muaksssss

DIARIO DE UNA ESTILISTA dijo...

qué recuerdos!!! madre mía. Imagino que irías al Century 21 ¿no?

Mafalda dijo...

todo esto como dices, lo hemos visto todos en películas... qué envidia más grande!!!! es curioso lo que dices de wall street, la calle estrecha... la misma sensación tuve yo en Madrid, cuando pasé por el congreso de los diputados: en la tele se ven unos leonazos que parece que te vayan a saltar encima a través de la pantalla, e in situ... me decepcionaron un poquito... creo que fue lo único de Madrid que me dejó ko... jajaja!!!!! un besote