13 de septiembre de 2012

Las 15 mejores experiencias parisinas que no me pienso perder

Estos días ando metida de lleno en la preparación de nuestro próximo gran viaje, París.  Hay mucho trabajo que hacer porque son muchas las cosas que queremos ver: museos, tiendas, jardines, mercados.... Todo concentrado en 8 días (incluida una vista de rigor de dos días a Eurodisney!!). Menos mal que nos gusta preparar las cosas con antelación y ya llevamos un esquema de ruta para cada día. También tengo listo mi nuevo par de zapatillas Bensimon para recorrer la ciudad y no terminar sufriendo de pies. Llevamos una guía muy chula en la mano, y algunos consejos que hemos recopilado de amigos y de varios blogs (benditos blogs a la hora de viajar!).  Haciendo un resumen de lo que nos espera en este viaje, creemos que estas son las 25 mejores experiencias parisinas que no nos vamos a perder. ¡Espero que os gusten!


1. Ver la Torre Eiffel. El símbolo por excelencia de la ciudad, el "espárrago de metal" como la llamaban algunos parisinos en 1909. Quizá el monumento más icónico, más representativo... siete millones de visitantes suben a ella cada año. Como nos han aconsejado bien, hemos sacado las entradas por internet para evitarnos las colas, ¡y subiremos hasta lo más alto!

Foto vía Taza

 2. Hacer un picnic. Los parisinos son muy aficionados a hacer picnics, y por lo que he podido ver en fotos, no son picnics cualquiera... son tremendamente chics! Hay muchos sitios donde poder disfrutar de un picnic inolvidable: a la orilla del Sena, en el Campo de Marte a los pies de la Torre Eiffel, en el Canal Saint Martin... Nosotros hemos pensado en hacer un picnic en los Jardines de Luxemburgo. Solo necesitamos una baguette recién hecha de alguna boulangerie, diferentes tipos de queso, algo para beber, y listo! Bon appétit!

Foto vía Oh Happy Day

3. Pasar una mañana en el mercado de la rue Montargueil. Para los amantes de la comida, esta calle es famosa por la cantidad de restaurantes vanguardistas, mercados, puestos de productos frescos, de flores, tiendas de ropa segunda mano y vintage... En un barrio donde se puede respirar el auténtico ambiente boho de París. ¡Creo que me va a encantar!

Foto vía Pinterest
Foto vía Oh Happy Day

4. Catedral de Notre Dame. Será imprescindible en el viaje entrar en esta catedral e imaginarse como era el París del siglo XIV. ¿Sabéis que catorce millones de personas cruzan sus puertas cada año?

Foto vía

5. Tomar el mejor helado de París en Berthillon. En la encantadora isla de Saint-Louis se encuentra la heladería más famosa de París, con más de 70 variedades de helado. Sus dueños llevan desde 1954 preparando los que dicen ser los mejores helados del mundo a base de ingredientes 100% naturales. Creo que las colas son tremendas, pero merece la pena.

Foto de Maki vía Flickr

6. Perderse entre un montón de libros antiguos en Shakespeare & Co. Una librería con mucha historia y encanto, situada enfrente de Notre Dame y especializada en literatura anglosajona. Recientemente la he podido ver en la película de Woody Allen, Midnight in Paris.

Foto vía Lost in Cheeseland

 7. Ver arte hasta decir basta en el Louvre. Recorrerlo entero en una solo vista es tarea imposible. Por eso conviene planificar la visita previamente: La Gioconda, el Escriba Sentado, la Venus de Milo, la Victoria alada de Samotracia... Lo mejor es elegir qué es lo que se quiere ver y sobre todo no sentirse frustrado o decepcionado por no poder verlo todo. ¿Sabíais que dicen que el Louvre es el museo más evitado voluntariamente del mundo, principalmente por esta razón?

Foto vía Jake Messenger

8. Cementerio de Père Lachaise. Hay ciudades en las que no te plantearías visitar sus cementerios. Pero en París se encuentra el cementerio más visitado del mundo, el de Père Lachaise. Aquí están enterrados personajes ilustres como Oscar Wilde, Proust, Balzac, Delacroix o Jim Morrison. Se puede acceder al cementerio por cincon entradas y hay disponibles planos gratuitos con la ubicación de las tumbas más famosas.

Foto vía Extranoise en Flickr

9. Subir al Arco del Triunfo y quedarse embobado con una de las vistas más impresionantes de la ciudad. Desde sus 50 metros de altura se pueden ver las 12 avenidas que nacen en forma de radios de la mayor rotonda del mundo.


10. Museo Rodin para relajarse contemplando las esculturas distribuidas por los maravillosos jardines y salas del Hôtel Biron del siglo XVIII. El Pensador, La Mano de Dios o El Beso son algunas de ellas.

Foto vía Paris in Four Months

11. Sentirse como Amelié en la basílica del Sacre Coeur: una escalera de caracol de 234 escalones nos lleva hasta lo más alto del Butte de Montmartre. Algo que me apetece mucho es ver el carrusel que hay justo en su base, ¡que también aparece en la película!

Foto vía Marci

11. Cruzar el Sena por sus diferentes puentes. El Pont Neuf con sus relucientes arcos de piedra blanca, el puente de Alejandro III, que es el más bello y del que he puesto en la foto, y el Pont des Arts que muchos fans de la serie Sexo en Nueva York tenemos en mente.



12. Recorrer la Avenida de los Campos Elíseos. No hay nada más emblemático en París que recorrerse este famosísimo bulevar y sentir la joie de vivre de París.

Foto vía
13. Darse un capricho de lujo en Ladurée. No puedo irme de París sin probar los deliciosos macaroons, que tanta fama tienen :)
14. Hacer muchas, muchas fotos. Por supuesto que me llevaré a París la reflex (que además graba vídeo en HD). Mi intención es hacer después una especie de corto del viaje, y quizá preparar un bonito álbum digital con las mejores fotos.

Foto vía The Sartorialist

15. Disfrutar de un buen café en una terraza mientras vemos a la gente pasar. Esta es la experiencia parisina clásica, ¿verdad? Perfecta para sentirse como un parisino más y apreciar los pequeños placeres de la vida.

Foto vía Lost in Cheeseland
Foto vía Little Brown Pen

Por supuesto que se me ocurren muchos planes más, pero si seguía escribiendo, el post se iba a hacer eterno... ¿Se os ocurre alguna sugerencia más para completar el viaje? ¡¡Os lo agradecería mucho!!

6 comentarios:

Susana dijo...

¡Una pinta estupenda todo lo que has planeado! Para tentarte algo más te dejo mis posts de París:

http://www.vuelo-directo.com/category/europa/francia/paris

¡Besotes y ojalá te sirva alguno! ¡Pásalo fenomenal!

ro dijo...

Buenoooo, coincido contigo. Lo he hecho todo, menos lo del helado (no me gustan los helados) y la calle de los restaurantes que no la conocía. Lo demás, todo.

Ya sé que demasiados museos pueden cansar. El de Rodin merece la pena, es, no sé cómo decirte, decadente, el edificio y los jardines merecen la visita, pero el Museo D'Orsay es preciosísimo, desde el edificio, que es una estación de tren antigua, con su reloj y todo, hasta la pintura y la escultura que allí tienen expuesta. Nos gustó muchísimo.

Besos.

protocoloexpress.blogspot.com dijo...

No olvides pasear por Montmatre y el Moulin Rouge y tomarte unos crepes !! genial!! ves a gente pintando y eso. Yo fui hace muchos años y me gustó mucho.

:)

Verillo dijo...

Me encanta Paris! yo estuve hace3 años y me fascino...Aunque he decir que no hice todo lo que ahi pones, pero casi...Como sugerencia quizas...Pasear en barco por el Sena y si te gustan los dulces aprovecha porque alli estan riquisimos!! Creo recordar que por el barrio de Marais encontramos algunas de las mejores pastelerias!!


Nada me uno a tus seguidores!!
Un saludo! nos leemos!!

Y si te apetece, nos vemos en http://conversacionesfrentealespejo.blogspot.com.es/

@GonFBA dijo...

Angie! Vi algunas fotos en tu FB que ya estabas en EuroDisney.

Me encanta Paris y pude recorrerlo en casi todas las estaciones.

Tu lista esta perfecta, yo no fui al cementerio por que no me agrada y cambie esa heladeria -que no conocia! - por Amorino, que està cerca del Panteon y el Pompidou!

Ya queremos ver mas fotos!

Beso.

Glòria dijo...

Qué genial que hayas ido a París!!! :)
Un beso,
http://thesweetglory.blogspot.com.es/