20 de noviembre de 2015

La Ciudad Encantada y las Lagunas del Hoyo

En nuestro paso por Cuenca, aprovechamos el buen tiempo y el paisaje otoñal tan impactante para rodearnos de naturaleza en unos sitios que no sabíamos ni que existían. A veces las cosas más chulas y que más nos sorprenden están a un paso de nosotros, ¡más cerca de lo que imaginamos! 

La primera cosa que descubrimos fue la Ciudad Encantada, a 30km de Cuenca. Un parque turístico rodeado de inmensos pinares y que ofrece un paisaje peculiar: agua, viento y hielo que han transformado este paraje en un fenómeno geológico espectacular. Gracias a toda la info muy bien señalizada a lo largo de su visita, aprenderéis el curioso proceso geológico del karst y recordaréis aquellas clases de geología del cole. Yo cuando era pequeña era una fanática de las piedras y me encantaba coleccionarlas todas. ¡Y hasta tuve una época en la que fantaseaba con ser arqueóloga! Recuerdos de la infancia aparte, lo más llamativo de esta ciudad son las caprichosas formaciones de piedra, que han dado lugar a formas divertidas y originales. De perro, barco, tortuga e incluso de cara humana. Vale... hay que dejar volar la imaginación, pero mola, ¿no?

Ciudad Encantada
Ciudad Encantada
Ciudad Encantada
Ciudad Encantada
Ciudad Encantada
Ciudad Encantada
Ciudad Encantada
Ciudad Encantada
Ciudad Encantada

Además de las impresionantes moles de piedra, existe el fenómeno de los pinos bonsáis. Unos pinos que echan raíces en la propia roca, llegando a parecer auténticos bonsáis. Esto sucede porque las semillas de los pinos y otras especies llegan a los huecos de la roca por distintos procesos de dispersión (viento, animales, etc) y germinan en ellas. Algunos de estos pequeños pinos pueden carecer de suelo y nutrientes y por eso, no llegan a crecer en su esplendor. Aún así, te planteas la increíble fuerza de la naturaleza.

- Lagunas del Hoyo -

Este lugar transmite un misterio especial. Parece un emplazamiento dominado por extraterrestres. Cada laguna tiene una leyenda detrás y el color de sus aguas pasa por todos los tipos de verde. Incluso cambian de color por un fenómeno que tiene que ver con el carbonato clásico y que, a los que no dominamos este terreno, nos parece cosa de fantasmas. Las más espectaculares son las de visita gratuita, en especial la Laguna de la Gitana y su perfecta circunferencia de 132 metros de diámetro Digna de ver. 

Lagunas del Hoyo
Lagunas del Hoyo
Lagunas del Hoyo
Lagunas del Hoyo
Lagunas del Hoyo
Lagunas del Hoyo
Ciudad Encantada

Espero haberos acercado un poco a sitios bonitos en estos post sobre Cuenca. Había olvidado por qué el otoño es mi estación favorita, y la que más prefiero para hacer pequeños planes de desconexión como éste. La ciudad me encanta y siempre hay planes chulos como exposiciones, sitios nuevos donde cenar... Pero nada me relaja más que una caminata por el campo, ver árboles y cientos de hojas esparcidas de todos los colores.

¡Aprovechad que es el momento más bonito!