28 de agosto de 2013

Si vas a ir a San Francisco... lo que deberías saber (parte I)

"San Francisco es una ciudad extraordinaria porque su gente ha aprendido a vivir juntos unos con otros, a respetarse mútuamente, y a trabajar los unos con los otros por el futuro de su comunidad. Esa es la fuerza y la belleza de esta ciudad... y esa es la razón por la que, los que viven, aquí son las personas más afortunadas del mundo" - George R. Moscone.

DSC00091

Estas palabras, pronunciadas por el que fuera alcalde de San Francisco en los años setenta, George R. Moscone, resumen perfectamente el espíritu de una ciudad de la que te enamoras nada más pisarla. San Francisco es una de las ciudades con más encanto de Estados Unidos y quien la ha visitado, regresa con el deseo de poder instalarse allí y tener el lujo de vivir en sus calles. Amable, divertida, colorista, acogedora... es posible que nos encontremos antes una de las "ciudades favoritas" por todo el mundo.

Antes de visitarla pensaba que con tanta colina y tanta cuesta, me iba a encontrar con una ciudad incómoda y difícil de recorrer en solo tres días. Todo lo contrario. Es mucho más pequeña de lo que parece. Esto la diferencia de otras ciudades americanas y la hace más "friendly". Sin tanto tráfico, ni caos, ni ruidos. 

Si eres un enamorado de la arquitectura, te encantará San Francisco. Y si te interesa la historia, descubrirás que San Francisco es una de las ciudades con el pasado más vivo de América. El movimiento flower-power, la generación beat de escritores, la revolución homosexual de los años setenta... hacen de San Fran un lugar fascinante, lleno de vida.

Poco más puedo decir de esta ciudad que no se haya dicho ya. Durante nuestra estancia de 3 días recorrimos lo más característico. Siempre te quedas con ganas de más, como cocher el coche hasta Napa Valley, vistar las oficinas de Google o Facebook, ver el impresionante parque de las secuoyas... Como sé de una lectora que va a visitarla dentro de poco, dedicaré los próximos post a destacar los hits más importantes de esta pequeña joya de California.

1. Montar en tranvía
DSC00058
DSC00060

Coger el clásico tranvía es labor obligatoria, además de algo muy divertido. De las tres líneas de la ciudad, la más popular es la de Powell-Hyde, desde donde se divisan las populares y empinadas cuestas que tanto hemos visto en el cine. Para tomarlo, deberás bajar a la estación de Civic Center. Lo más normal es que encuentres una cola larguísima de turistas desde primera hora de la mañana, esperando para subir al tranvía. No tiene pérdida. Cuidado porque esa cola puede durar más de una hora... Tienes la opción de esperar o de subir andando unos metros hasta la siguiente parada (como hicimos nosotros gracias a que un "homeless" nos lo explicó). ¡Ahorrarás tiempo!

2. Lombard Street
DSC00106
DSC00113

El tranvía te dejará en la famosa Lombard Street, ¡conocida por sus imposibles curvas! En realidad, Lombard Street es una calle larguísima que comienza en el Presidio y termina en el Embarcadero, y el tramo de curvas ocupa solo una manzana (en su intersección con Hyde). Todo el mundo acude aquí para inmortalizarla, lo que la ha convertido en una atracción turística. La gente que baja en coche, graba en video la experiencia de ir en zig-zag a una velocidad mínima. Cuando estuvimos, había unas hortensias preciosas y una amable señora española nos acompañó haciéndonos unas bonitas fotos de pareja :) ¡Que buen recuerdo tenemos!

3. Cruzar el Golden Gate en bici hasta Sausalito
DSC00144
DSC00158

Habíamos leído que cruzar el Golden Gate en bici hasta el pueblecito pesquero de Sausalito era algo que había que hacer sí o sí. De saber que era una auténtica paliza más que un placer, creo que me lo habría ahorrado.... aunque ahora estoy contenta por haber vivido la experiencia. Desde que coges la bici hasta que llegas al puente hay un largo paseo en un carril bien señalizado y cómodo, y por donde verás una bonita playa donde hacer fotos. Luego viene un tramo con cuestas de esas que te obligan a bajar de la bici y empujar... y cuando por fin llegas al puente, el fuerte viento y la velocidad a la que van los coches, te agobia un poco. ¡Siento plantearlo de esta forma pero fue como yo lo sentí! Anyway, cuando coges cuesta abajo y llegas al precioso pueblo de Sausalito, se te quitan todas las agujetas :)

Sausalito es una pequeña ciudad de no más de 7.000 habitantes cuyo nombre significa "pequeña arboleda de Sauces". Se caracteriza por su puerto pesquero y sus hermosas casas flotantes. Es el típico lugar donde se refugian las clases adineradas de San Francisco en busca de tranquilidad. Aquí cogimos fuerzas después de los 13 kilómetros de bicicleta, descansamos y compré una sudadera (¡el frío ya estaba haciendo mella en mí!). Un par de horas más tarde, regresamos en ferry a San Francisco con nuestra bici de alquiler.

DSC00200
DSC00218

4. Fisherman´s Wharf 
DSC00268
DSC00300

Fisherman Wharf es la zona del puerto de de San Francisco y una importante zona turística, de más ambiente. Lleno de restaurantes tipo "fast food" y tiendas de souvenirs, conserva algo de autenticidad aunque a mí me recordó más bien a un parque temático. El Pier 39 es una de las zonas más visitadas debido a la colonia de leones marinos que viven en él, y que retozan al sol mientras emiten sus gruñidos. Merece la pena un paseo por la tarde, y terminar el día cenando un clam chowder (sopa espesa de almejas dentro de un bollo de pan) en un Boudin. Además desde aquí, las vistas a la isla de Alcatraz son impresionantes.

5. City Hall
DSC00351

Con un exterior que te recordará mucho a los Inválidos de París, el ayuntamiento de San Francisco es uno de los edificios más bonitos de la ciudad. Elegido por muchas parejas para casarse, su interior parece un palacio y merece la pena una breve visita. La parte negativa, es que los alrededores están plagados de vagabundos.

6. Painted Ladies
DSC00372

No puedes irte de San Francisco sin la foto de las míticas casas de la serie "Padres Forzosos", las Painted Ladies. Son unas preciosas casas victorianas de colores pastel situadas frente al parque de Alamo Square. Si tienes suerte y el día no está nublado, podrás ver el downtown con sus rascacielos al fondo.

7. Haight Ashbury
DSC00398

Conocido como el barrio hippie de San Francisco y cuna del "verano del amor" en los años setenta, todavía en sus rincones se puede percibir ese ambiente de paz y de vida bohemia gracias a sus coloridas casas, cafés alternativos y murales psicodélicos. Recibe este nombre debido a la intersección de dos de sus calles más importantes: Haight y Ashbury. Aquí encontrarás tiendas de ropa vintage, almacenes de vinilos impresionantes, locales de tatuajes, comercios de comida orgánica y tiendas de esoterismo donde venden calaveras y libros de hechizos. Lo que está de moda y lo que no, lo que es friki y lo que es muyyyy friki... lo verás paseando por estas calles.



Próximamente... la segunda parte!!

4 comentarios:

Carla dijo...

Me encanta!! Tengo muchas ganas de conocer San Francisco, después de New York, ésta se ha convertido en mi 2ª ciudad-obsesión! Sigue dándonos consejos y colgando fotos tan bonitas!
Summer in Savannah

Maribel Adama dijo...

Muchas gracias!!!!!! Xxx

Maribel Adama dijo...

Muchas gracias!!!!!! Xxx

ro dijo...

Aún tengo más ganas de ir después de leerte.

Besos.