1 de mayo de 2013

Juego de Tronos

Estoy enganchada a Juego de Tronos. Después de escuchar tan buenas críticas y opiniones de la serie basada en los libros de George R. R. Martin, nos hemos metido de lleno en la primera temporada. Y antes de comenzar con la segunda, quisiera hacer un pequeño análisis de una de las familias protagonistas de la serie a la que he cogido más cariño: la familia Stark.

La Casa Stark


Su lema es "Se acerca el invierno" (Winter is coming) y es la familia noble más importante del norte. Su fortaleza es Invernalia (Winterfell) y son descendientes de Brandon el Constructor, el que herigió el Muro de Hielo durante la Edad de los Héroes para separar a los pueblos salvajes del resto de los Siete Reinos. Durante siglos, fue la casa principal del norte y gobernaron como Reyes del Norte hasta el sometimiento de Torrhen Stark a Aegon Targaryen (el Rey Dragón), al final de la Guerra de la Conquista. Desde entonces, Torrhen Stark es conocido como "el rey que se arrodilló". Aegon le perdonó y concedió a los Stark el señorío de Invernalia, así como el título de Guardianes del Norte. Adoran a los antiguos dioses de sus antepasados en el árbol del corazón de Invernalia. Su emblema es un lobo huargo gris corriendo sobre campo de plata.


Eddard Stark

Es el Señor de Invernalia, Señor Supremo del Norte y Guardián del Norte. Durante la guerra del Usurpador se casó con Catelyn Stark, con quien tuvo cinco hijos: Robb, Bran, Rickon, Sansa y Arya. Además de un hijo bastardo, Jon Nieve.


Catelyn Tully

Es la esposa de Lord Eddard Stark y Señora de Invernalia. Es la hija mayor de Lord Hoster Tully, Señor de Aguasdulces. Catelyn estaba prometida con Brandon Stark (herededo de Invernalia), pero debido a su muerte prematura a manos del Rey Loco, es obligada a casarse con el hermano pequeño de éste, Eddard. Con el tiempo, llegaría a amarlo. Es una mujer con un profundo sentido del deber y el honor. Siente un profundo amor por su familia; no tanto por el bastardo Jon Nieve a quien trata como alguien ajeno.


Robb Stark
 
Es el hijo mayor de Eddard y Catelyn, heredero de Invernalia y el Norte. Tiene un gran sentido del honor y la justicia, carácter heredado de su padre. Sin embargo, tiene los rasgos de la familia de su madre, los Tully: fuerte, de ojos claros y pelo color caoba.


Sansa Stark

Es la mayor de las hijas de Eddard y Catelyn y tiene el carácter de una auténtica dama. Es alta, guapa, femenina y destaca muy bien en las tareas propias de las mujeres de su entorno: canto, baile, música, costura... Choca completamente con el carácter de su hermana pequeña, Arya. Su idea acerca de príncipes y caballeros es un tanto romántica, más propia de las canciones e historias antiguas que de la cruda realidad. Su increíble belleza proviene de su lado materno: ojos claros y pelo rojizo.


Arya Stark

Es la hija pequeña de Eddard y Catelyn. De carácter impulsivo, es terca, valiente y extrovertida. Choca completamente con la manera de ser de su hermana Sansa, ya que solo le interesan las actividades más propias de los chicos, como la lucha y la exploración. Ella es rebelde, y prefiere las espadas a las agujas de bordar. Tiene un físico atlético y una apariencia propia de su padre: cara alargada, ojos grises y pelo oscuro. Aunque hay escenas en las que parece un chico, en otras aparece realmente hermosa. Llegan a compararla con su tía Lyanna, por su temperamento y astucia.


Brandon Stark

Más conocido como Bran, es el segundo hijo de Eddard y Catelyn. Su nombre es un homenaje a su tío paterno Brandon Stark. Le encanta explorar y trepar por todos los lugares de Invernalia. Es obediente y sueña algún día con convertirse en un gran caballero. Sin embargo, un horrible accidente en el primer capítulo, marcará el resto de su vida. Una caída le dejará paralítico y no volverá a caminar jamás. Dependerá para todo de Hodor, un criado de los establos un poco retrasado. A raíz de su accidente, Bran tiene un sueño que siempre se le repite donde aparece a un cuervo con tres ojos. Siempre va acompañado de su lobo huargo, llamado Verano. Físicamente, ha herdado los ojos claros y el pelo rojizo de su madre.


Rickon Stark
 

Es el hijo menor de Eddard y Catelyn. Tiene un carácter difícil, salvaje y en ocasiones, violento. Cuando todo comienza, es un niño muy pequeño y ha vivido desantedido por sus padres y hermanos. Las terribles circunstancias que sufrirán los miembros de su familia, acentuarán aún más su comportamiento solitario.


Jon Nieve
 

Es el hijo bastardo de Eddard y tiene la misma edad que el primogénito de éste, Robb. Eddard decidió hacerse cargo de él y criarle juntos a sus hijos legítimos, a pesar de la negativa de su esposa Catelyn. Jon tiene un físico muy atractivo propio de los Stark: pelo castaño oscuro, ojos grises y cara alargada. Su apellido Nieve es el que se les pone a los hijos bastardos del norte. Su lobo huargo es albino y se llama Fantasma. Debido a su posición, quiere ingresar en la Guardia de la Noche, una orden cuya misión es la defensa del Muro que separa a los Siete Reinos de lo que hay "más allá". Durante la visita del Rey Robert Baratheon a Invernalia, Jon le pide a su tío Benjen Stark ingresar en la Guardia. Su tío rechaza la propuesta, pero cuando Eddard tiene que marcharse a Desembarco del Rey para asumir su cargo de Mano del Rey, Jon es enviado al Muro.


Theon Greyjoy 
 

No es de la familia Stark, pero es la mano derecha de Robb. Theon es el heredero de Balon Greyjoy, quien lideró una revuelta contra el Trono de Hierro con el objetivo de independizar a las Islas del Hierro. Esta rebelión fue aplastada y Balon obligado a rendirse y a reconocer a Robert Baratheon como rey. A raíz de esto, Theon fue llevado a Invernalia cuando solo era un niño como pupilo de Eddard Stark como una "garantía", para asegurar la lealtad de los hombres de las Islas del Hierro. Es un personaje con un perfil psicológico oscuro y difícil, seguramente debido a la temprana separación de su familia.


Algunas curiosidades de la serie:

· La secuencia de apertura es ligeramente diferente en cada capítulo. Dependiendo de cuál vaya a ser el reino más protagonista en el capítulo, la secuencia de apertura varía, centrándose más en él.

· Cuatro de sus actores han aparecido en la saga de películas de Harry Potter.

· El estreno de la tercera temporada obtuvo una audiencia de 4,4 millones de espectadores.

· Cada temporada cuesta unos 55 millones de dólares.

· La producción está repartida entre Islandia, Irlanda del Norte, Croacia y Marruecos.


                                  Y a vosotros, ¿os gusta Juego de Tronos?

1 comentario:

Missmitos dijo...

Sólo he visto la 1ª temporada, y me gustó bastante la serie la verdad! Algunos personajes más que otros...
Sobretodo, el personaje de Arya, Jon Nieve o ver a Emilia Clarke.

Un saludoOo enorme!!